UCI, Un Cambio de Impresiones:

Todos hemos oído hablar mil veces de los hospitales, de los quirófanos y de la UCI. De todos esos lugares terribles donde ocurren cosas buenas y cosas no tan buenas. De todas las personas que sufren día a día enfermedades que requieren una estancia, breve o prolongada, en uno de estos lugares.

Desde la infancia, cuando oímos términos que desconocemos y alguien nos explica en qué consisten, nos formamos imágenes en nuestra cabeza de esos términos que pueden ser más o  menos certeras. Así, por ejemplo, cuando nos cuentan lo bonito que es el mar y nos ponen películas de Disney podemos llegar a pensar que el mar es un lugar de un color azul brillante donde las sirenas y los peces de colores conviven y cantan canciones.

¿Cuántos de nosotros hemos oído historias de familiares que visitan a otros familiares en la UCI pero nunca hemos visitado una? ¿Cuántos de nosotros hemos oído cosas como “¡Qué impresión da ver a alguien que quieres con tantos tubos y tantas máquinas!” o “¡El abuelo está tan desorientado ahí dentro que no nosvinilo infantil dragon escupefuegos ha reconocido!” o “¡Es que claro, sin ventanas no saben ni siquiera si es de día o de noche, ni cuantos días llevan ahí metidos!”? Todas estas alusiones hacen que, como cuando somos niños, nos formemos una imagen de la UCI como un lugar oscuro, con dragones y hechiceros donde vemos sufrir a la gente que queremos. Sigue leyendo