Terapia Vojta

El descubrimiento del principio Vojta, surge entre los años 1950 y 1970, de manos de Václav Vojta, buscando un tratamiento a niños con parálisis cerebral infantil (PCI). Su observación hizo que descubriera que era posible desencadenar unas reacciones motoras repetidas (patrones de locomoción refleja) en el tronco y en las extremidades a partir de estímulos definidos y partiendo de unas posturas determinadas.

Las respuestas eran asombrosas ya que dichos niños con parálisis cerebral espástica lograban en un primer momento hablar con más claridad, mientras que en segundo lugar conseguían ponerse de pie o andar con más estabilidad. También disminuía la rigidez, se sentían más relajados, y mejoraban la motricidad fina.

Al poder provocar dichos patrones en recién nacidos sanos y luego en adultos, pensó que se trataba de patrones motores innatos.

A partir de ello Vojta desarrolló una sistemática para el diagnóstico precoz de las alteraciones motoras y posturales de los lactantes, y una forma de tratamiento global de esas alteraciones, tanto para lactantes, como niños y adultos.

La locomoción refleja, base de la terapia

Según Vojta todas las formas de locomoción humana no se entrenan ni se enseñan sino que surgen del deseo o necesidad de comunicarse con el entorno, siendo algo innato.

El principio de locomoción presenta:

  • Enderezamiento del cuerpo en contra de la gravedad
  • Control del equilibrio y la postura sobre los puntos de apoyo
  • Movimiento de paso de las extremidades libres

Las respuestas motoras definidas “automáticas” que se activan en la locomoción refleja son siempre iguales y están producidas por estímulos externos, aplicados terapéuticamente, sin la colaboración activa voluntaria de la persona.

El Prof. Vojta supuso, que la activación repetitiva de dichos movimientos “reflejos“ en el paciente conducía a la “liberación“ o “generación“ de circuitos nerviosos bloqueados funcionalmente entre el cerebro y la medula espinal.

Efectos de la locomoción refleja :

  • Modifica los reflejos primitivos hacia su normalización.
  • La actividad respiratoria es controlada, apareciendo un aumento de la capacidad vital pulmonar.
  • Se consigue la estereognosia.
  • Influye positivamente en el estrabismo convergente.
  • Se activan reacciones vegetativas durante la “activación” (sudoración y circulación).
  • Se activa la musculatura lisa gastrointestinal, sistema urinario y la piel (movimiento peristálticos, intestinales y vejiga).

De esta manera describe dos complejos de coordinación global: el volteo reflejo y la reptación refleja, con zonas de desencadenamiento específicas en cada una de ellas y estableciendo unas respuestas definidas, descritas más adelante.

La reptación refleja

La reptación refleja consiste en una actividad motora que incluye los tres componentes esenciales de la locomoción: el control postural, el enderezamiento del cuerpo en contra de la gravedad y los movimientos proactivos de los brazos y las piernas.

La llamada reptación refleja “original” se consigue mediante dos puntos: uno en el borde externo del talón y otro en el epicóndilo medial del codo. Ésta contiene los patrones básicos de la locomoción humana.

La postura de base es decúbito prono (boca abajo), estando la cabeza apoyada en el plano y girada hacia un lado, apoyando la prominencia frontal. El brazo hacia el que mira el paciente se encuentra en flexión mientras que el contrario reposa a lo largo del cuerpo del paciente, en extensión. Por último las piernas: aquella del mismo lado que del codo que está flexionado se encuentra con la rodilla en extensión mientras que la contraria tiene una flexión de unos 90 grados de rodilla.

Las reacciones más importantes son:

  • Cambio de la respiración a una más abdominal o diafragmática.
  • Enderezamiento de la columna.
  • Giro de la cabeza al lado contrario y extensión.
  • Avance del brazo nucal hacia delante
  • Flexión de las caderas , rodillas y pies
  • Oblicuidad pélvica

Deberemos de persistir en la presión de los puntos hasta que observemos que desencadenamos un movimiento de reptación.

Volteo reflejo

El volteo reflejo parte de decúbito dorsal (boca arriba), pasa por el lateral y termina en el gateo. En el lactante sano, parte de esta actividad motora aparece de forma espontánea hacia los 6 meses (volteo) y otra parte hacia los 8-9 meses (gateo). Con la terapia VOJTA todo esto se puede desencadenar ya en el periodo neonatal. En la terapia se utiliza el volteo reflejo en distintas fases en decúbito dorsal y lateral:

1ªFase
La primera fase empieza en decúbito dorsal (boca arriba), con los brazos y las piernas extendidas. Estimulando la zona pectoral, en el espacio intercostal de la 7ª-8ª costilla (en línea de la mamila), se produce un movimiento de giro del cuerpo hacia la posición lateral. Se debe frenar el giro de la cabeza para una mayor activación de la musculatura.

Las reacciones más importantes son:

  • Extensión de la columna vertebral.
  • Flexión de caderas, rodillas y tobillos.
  • Elevación mantenida de las piernas en contra de la gravedad.
  • Preparación de los brazos para su apoyo.
  • Movimientos laterales de los ojos.
  • Movimientos de deglución.
  • La respiración se hace más profunda.
  • Activación coordinada y diferenciada de la musculatura abdominal.

2ª Fase

Parte de la posición final de la 1ª fase. El cuerpo se apoya sobre el brazo y la pierna colocados abajo, y es impulsado hacia adelante y arriba en contra de la gravedad. En ese proceso, la activación muscular del brazo de abajo se traslada desde el hombro hacia el codo y finalmente hasta la mano, para el apoyo sobre ella. El movimiento termina en el gateo.

Las reacciones más importantes son:

  • Movimientos coordinados de brazos y piernas desplazando el peso del hombro hacia la pierna.
  • La extensión de la columna durante todo el proceso del volteo.
  • El enderezamiento de la cabeza en decúbito lateral, contra la gravedad.

En el siguiente video se muestra la aplicación de la terapia Vojta desde la posición de partida del volteo reflejo llegando a la bipedestación:

Evidencia científica

A continuación presentamos dos artículos relacionados con la terapia Vojta:

  • Artículo 1

En este artículo tratamos de ver las diferencias a nivel cerebral del Vojta con un grupo control.

23 sujetos sanos después de ser estimulados.

Un grupo A con 14: Estimulación en el talón.

Un grupo B con 9: Estimulación falsa en el tobillo.

Neuroimagen con Siemens Avanto.

Resultados

  • Activación del grupo A del giro superior y medio cerebral, corteza perisilviana derecha frontal y córtex insular, ganglios basales bilaterales, tálamo, cerebelo y tallo cerebral.
  • Activación del grupo B del giro bilateral y pre y poscentral, parte frontal izquierda del córtex, cortex occipital bilateral.

Conclusión: Evidencia que la locomoción refleja está asociada a cambios específicos en la corteza y subcortical cuando lo comparamos con un grupo control.

Hok P, Hluštík P, Kutín M, et al. 29. Changes in brain activation after therapeutic stimulation using Vojta therapy: Controlled study. Clinical Neurophysiology. 2014;125:e34

  • Artículo 2

Estudiar el Vojta si es efectivo en niños con diplejía espástica, 3 niños. 8 semanas de tratamiento 8 semanas de seguimiento.

2 de estos niños son tratados 5 días a la semana y el otro niño 2 días a la semana.

Resultados en la marcha

Los ángulos en plano sagital también mejoraron en cadera rodilla y pie notablemente.

Conclusión: El Vojta mejora los parámetros espaciotemporales de la marcha con espasticidad.

Lim H, Kim T. Effects of vojta therapy on gait of children with spastic diplegia. Journal of physical therapy science. 2013;25:1605-1608.

Conclusión:

La terapia Vojta parece que produce modificaciones en el cerebro y una activación muscular que se mantiene en el tiempo. Si se realiza varias veces al día, se podría conseguir una mejoría duradera de la movilidad, la postura y la percepción.

Autores:

Luna De Coimbra Lozano-Platas López

Laura López Sánchez

David Marcos Lorenzo

Laura Lozano Carbonell

Anuncios