Patología en el tono muscular

Muchas veces, cuando hablamos de deficiencias en el tono muscular, le damos vueltas a problemas únicamente intrínsecos del músculo (sobre todo cuando el caso clínico no parece muy complejo). Sin embargo, es muy importante considerarlo desde la perspectiva neurológica, quizás como posible bandera roja, ya que alteraciones en el tono pueden enmascarar trastornos más graves del sistema motor que necesiten una asistencia más intensiva.

De este modo, en esta entrada vamos a centrarnos en varias preguntas básicas que pueden surgirnos en torno a este tema…

¿Qué es el tono muscular?

Se define como la leve tensión presente en el músculo a causa de contracciones débiles e involuntarias de sus unidades motoras. El tono muscular se establece por acción de neuronas presentes en el SNC que excitan a las que inervan los músculos. Para mantener el tono, pequeños grupos de unidades motoras se activan e inactivan alternadamente, siguiendo un patrón constante de cambio. El tono mantiene a los músculos esqueléticos firmes (1).

Es un estado de contracción permanente  aun estando en reposo. Ayuda a mantener la postura y suele decrecer durante la fase REM del sueño. El tono muscular va a provocar una resistencia al movimiento pasivo, por lo que en un músculo sano entendemos que debe haber un cierto tono muscular.
La elevación del tono o hipertonía, puede manifestarse como espasticidad o rigidez. La disminución se conoce como hipotonía. Sigue leyendo

Anuncios