La verdad “a medias” del Ligamento Cruzado Anterior (LCA)

Cuando se produce la lesión y sospechamos sobre la rotura de este ligamento, debemos realizar cuanto antes, ya que una contracción de los isquiotibiales podrían dar un falso negativo, la prueba de “Lachman” para poder asegurarnos de la rotura de nuestro ligamento y a falta de una Resonancia Magnética (RMN) que lo confirme.

El mecanismo se da normalmente en ligera FLEXIÓN de rodilla (posición de inestabilidad), con ROTACIÓN INTERNA, donde los ligamentos se tensan, y un golpe brusco con el pie apoyado, Cadena Cinética Cerrada (CCC).

ligamento
Sigue leyendo

¿Somos conscientes realmente de la gravedad de la rotura del ligamento cruzado anterior (LCA)?

La práctica deportiva, correr para coger el autobús, salir del coche… actividades que hacemos todos los días y que parecen insignificantes pero pueden llegar a causar la rotura de esta estructura. Como si de una cuerda se tratase, el LCA va desde la tuberosidad tibial hasta la cara interna del cóndilo externo del fémur y permite controlar el desplazamiento anterior de la tibia proporcionando estabilidad en la rodilla.

Anatomia y rotura LCA deporte

Cuando se rompe aparece dolor, inflamación e inestabilidad y empezaremos una cadena interminable de visitas al médico, que por medio de pruebas como la prueba de Lachman (derecha) o la del cajón anterior (izquierda) nos advertirán de una posible rotura.

Test cajón anteriorLachman Test

 

 

 

 

Después, una resonancia nos confirmará lo que sucede en el interior de nuestra rodilla. ¿Y ahora qué? Pues la respuesta es sencilla, si queremos volver a hacer la misma vida que teníamos antes de la lesión lo primero será pasar por quirófano donde nos colocarán una plastia para cumplir con la función del anterior ligamento. Hay varias opciones: Sigue leyendo