¿Conoces la técnica de drenaje linfático manual, o todavía no la has estudiado?

El drenaje linfático manual es una técnica terapéutica de masaje suave e indoloro que tiene por objetivo el tratamiento de las alteraciones del sistema linfático.

El sistema linfático está considerado como parte del sistema circulatorio porque está formado por conductos parecidos a los vasos capilares, que transportan un líquido llamado linfa que proviene de la sangre y regresa a ella.

¿QUÉ ES LA LINFA? La linfa es el líquido que se forma por drenaje del exceso de líquido que sale de los vasos sanguíneos al espacio intersticial e intercelular. Su composición es similar al plasma sanguíneo. La linfa, junto a los vasos y ganglios linfáticos, forma parte del sistema linfático, una parte muy importante del sistema inmune.Diapositiva1

En la circulación linfática no hay un órgano impulsor (como el corazón en la circulación sanguínea), por lo que es relativamente fácil que se acumule.

El objetivo final de esta técnica, es activar la circulación de la linfa, para que ésta no se estanque ni se sature de sustancias de desecho o gérmenes nocivos. Las manipulaciones específicas del DLM van dirigidas a favorecer el paso de la linfa hacia los ganglios linfáticos regionales superficiales.

EFECTOS:

  • Estimula la circulación linfática
  • Aumenta la producción de linfocitos en los ganglios
  • Favorece la regeneración de los tejidos
  • Actúa sobre el sistema nervioso (relajante)
  • Desintoxica
  • Acelera la cicatrización y recuperación
  • Ayuda a absorber edemas

 INDICACIONES: Sigue leyendo