FisioÉtica

Viendo tan cerca el final de estas prácticas pienso en todo lo que he aprendido, que es mucho, y no solo han sido técnicas de fisioterapia, también he reflexionado sobre varios aspectos que, muchas veces, pasan desapercibidos. Uno de ellos es la ética en nuestra (futura-si hablo en primera persona) profesión.

En fisioterapia, como en otras profesiones sanitarias, la relación que se establece entre el fisioterapeuta y el paciente es una de las más complejas e intensas que existe, ya que ambas partes tienen un compromiso ético dentro del proceso terapéutico.

El origen de todo lo que voy a hablar a continuación proviene de Hipócrates (antes de Cristo) pero, actualmente, se basa en la bioética, en sus cuatro principios fundamentales que, según Beauchamp y Childress, son:

Foto principios

  • Principio de beneficencia, “dirigir las acciones de la práctica sanitaria a buscar el beneficio del paciente y de la sociedad, mediante la prestación de la atención profesional”.
  • Principio de no maleficencia, “no causar daño ni perjudicar al paciente mediante acciones sanitarias”.
  • Principio de autonomía, “derecho de los enfermos adultos, en uso de sus facultades mentales, para decidir lo que ha de hacerse con su persona, en lo referente a su atención profesional”.
  • Principio de justicia, “compromiso de otorgar a cada quien lo que le corresponda, según el derecho o la razón”.

Otros principios en los que también se basa dicha relación clínica son el de equidad, de confidencialidad, de dignidad, de Sigue leyendo