Heminegligencia: El mundo reducido a la mitad

¿Qué harías si después de un accidente dejases de prestar atención a la mitad de tu campo visual, si te pidieran copiar unos dibujos y solo copiases la mitad de ellos?

dibujos a medias

Durante la carrera nos hablaron de esta patología pero de una forma muy superficial y me llamó poderosamente la atención. Ahora os muestro un poco más acerca de ella.

Se caracteriza por ser un trastorno cognitivo que hace que el paciente se comporte como si la parte contraria al hemicampo de su visión dejase de existir. Consiste en un fallo a la hora de responder, referirse u orientarse a los estímulos que se sitúan en el lado contralateral de su lesión cerebral, teniendo en cuenta que, aunque el paciente pueda percibirlos, no significa que sea consciente de ellos.

Hay casos donde la persona solo come la mitad del plato y hay que darle la vuelta para que lo vea o mujeres que solo se pintan la mitad del labio y, en los casos más graves, negar que la mitad de su cuerpo les pertenece.

Sigue leyendo

Esos maravillosos peques…

Si te quieres dedicar al campo de la fisioterapia infantil o neurológica hay una patología que debes conocer, la parálisis cerebral infantil (PCI).

La PCI  es una patología que debemos conocer ya que representa la primera causa de invalidez en la infancia. La incidencia de esta patología crece cada día por la mejora de los cuidados obstétricos y
neonatales que han producido una disminución de la mortalidad infantil; actualmente la incidencia es de 2-3 casos por cada 1000 nacidos vivos, siendo mayor en grupos con menor nivel socioeconómico.

Primera imagen

La PCI se define como un grupo de trastornos del desarrollo del movimiento y la postura, causantes de limitación de la actividad, que son atribuidos a una agresión no progresiva sobre un cerebro en desarrollo, en la época fetal o primeros años. Es un trastorno que aparece en las primeras etapas de la niñez y persiste a lo largo de toda la vida. Hay que tener en cuenta que la PCI es un trastorno no progresivo, es decir, la lesión que existe permanece igual, lo que se va modificando con el crecimiento es la disfunción motora, no la lesión. Hay una creencia bastante extendida de que los pacientes que sufren PCI suelen padecer trastornos cognitivos pero esto no es así, la mayoría de pacientes con PCI únicamente tienen trastornos motores.

La PCI se clasifica:

a) Según momento de aparición:

  • Prenatal: Si se da antes del nacimiento
  • Perinatal: Si se da en el momento del parto
  • Postnatal: Si se da después del nacimiento

Sin título

b) Según la topografía:

  • Unilateral:

-Hemiparesia: Afectación de un solo lado del cuerpo (hemicuerpo)

-Monoparesia: Se afecta un solo miembro (generalmente en brazo)

  • Bilateral:

-Diparesia: Afectación de las cuatro extremidades con predominio en las extremidades inferiores.

-Paraparesia: Afectación de las extremidades inferiores.

-Triparesia: Afectación de las extremidades inferiores y una superior.

-Tetraparesia: Afectación de los cuatro miembros.

Diagrama

 

c) Según trastorno motor predominante

  • Espástica: Se caracteriza por un aumento del tono muscular (hipertonía) y rigidez articular.
  • Hipotónica: Se caracteriza por una disminución del tono muscular y flacidez.
  • Distónica: Se caracteriza por alteración del tono fluctuante y aparición de movimientos involuntarios.
  • Atáxica: Se caracteriza por una disminución del tono muscular (hipotónica) y trastornos de la coordinación y el equilibrio.
  • Mixta

Es importante conocer las distintas patologías que existen para así realizar una correcta valoración y
ofrecer a nuestros pacientes un tratamiento adecuado.  En este caso espero haberos acercado un poco a la
PCI.FOTO ULTI

Os dejo dos enlace a guías sobre tratamiento y afrontamiento la PCI muy útiles:

http://www.teleton.org/assets/pdfs/Teleton%2006_paralisis%20cere.pdf

Esta entrada está inspirada en un paciente del hospital que padece esta patología. Me parecía necesario indagar y dar a conocer información sobre ella.

Bibliografía:

http://www.bupasalud.com/salud-bienestar/vida-bupa/par%C3%A1lisis-cerebral

http://apacetoledo.org/paralisis_etiologia.html

http://academico.upv.cl/doctos/ENFE-6018/%7BFD24000B-9024-4BBF-B5A5-232496CC89E5%7D/2012/S1/Seminarioi%20Par%C3%A1lisis%20Cerebral%202.pdf

 

Mónica Menéndez Lorenta

Videojuegos serios para esclerosis múltiple

Hoy en día la industria del videojuego esta realmente en alza. Todos los chicos y chicas de mi generación alguna vez hemos pasado tiempo, o perdido en algunas ocasiones, delante de las pantallas. Los niños de hoy de día tienen una relación estrecha con la tecnología desde muy pequeños, pero para las personas más mayores suele ser un mundo desconocido. De hecho relacionan a los juegos principalmente con los más jóvenes.

Algunos fisioterapeutas  están intentando innovar ligando los videojuegos a la rehabilitación en diferentes ámbitos. Sobre todo debido a que consiguen que el paciente se adhiera al tratamiento, ya que pueden marcarse objetivos que intentaran superar y el feedback es inmediato.

Dentro de las patologías, en las que más se está investigando el tratamiento usando videojuegos, se encuentra la esclerosis múltiple. La esclerosis múltiple es una enfermedad de etiología desconocida y autoinmune, en la que el sistema nervioso central se ve especialmente afectado. Una de las características principales es la desmielinización de los axones neuronales, lo cual produce un enlentecimiento de la sinapsis nerviosa. La patología se manifiesta comúnmente en brotes, en los cuales los pacientes manifiestan picos de empeoramiento.

En cuanto a la epidemiología:

  • Es la causa más frecuente de discapacidad neurológica en adultos jóvenes.
  • Las mujeres tienen el doble de posibilidades de padecerla.
  • La prevalencia más alta se da en Europa y en América del Norte.

Un síntoma recurrente en la mayoría de los pacientes con esclerosis múltiple es la fatiga, aproximadamente el 80% de ellos la padece y la describen como uno de los peores síntomas, ya que es de los más limitantes, por lo tanto nos encontramos ante pacientes de carácter sedentario.

En la readaptación de estos pacientes nos centramos en fomentar la actividad física, disminuir la fatiga, y mejorar la fuerza, la calidad de vida y el estado de animo. Con los videojuegos podemos abarcar varios de estos campos.

Los principales videojuegos que se utilizan son aquellos de realidad aumentada, en los que mediante cámaras o sensores de movimientos el paciente puede participar activamente dentro del juego. Entre los resultados más prometedores se encuentran, por ejemplo, la mejora del equilibrio estático y dinámico. Otra de las ventajas es que el paciente se trata en entorno más divertido y ameno, fomentando así la adhesión y la mejora del ánimo. También suele resultar más agradables que los típicos ejercicios.

En cuanto al tratamiento empezaremos tratando a los pacientes de menos tiempo a más, incrementándolo cada sesión, al igual que haremos con la intensidad. Se realizan dos o tres días a la semana, con la posibilidad de que el paciente lo realice en casa. Educaremos en clínica y una vez que el paciente este motivado podría realizarlos en casa en un entorno familiar, por ejemplo jugando con sus hijos.

Una de los recursos que más me han gustado es que en diferentes foros se han creado apartados especiales para que los pacientes con esclerosis múltiple puedan retarse, intercambiar experiencias, compartir resultados, lo cual de cierta forma fomenta el entorno social del paciente, mejorando problemas como el bajo estado de animo o la depresión.

Una amiga y compañera que utiliza estas nuevas posibilidades de los videojuegos relata que es un avance muy importante en este tipo de pacientes, y cree que les motiva mucho, los cuales se sienten más contentos, activos y realizados con este tratamiento; tan diferente y complementario a la fisioterapia convencional. El principal problema que ve es que todavía no hay subvenciones para que los pacientes puedan adquirir estos equipos, los cuales tienen un precio relativamente elevado. Otras de las posibilidades que comenta sería que mediante la telefisioterapia podría guiar a varios pacientes, a estos les habría enseñado antes el tratamiento en la clínica, y solo les controlaría mientras realizan la actividad en casa.

En mi opinión es un medio de relativo fácil acceso con múltiples posibilidades, el cual es muy divertido, en el que podemos cambiar el tratamiento al paciente varias veces, con diferentes juegos, y en el que fomentamos diferentes aspectos más aburridos de trabajar con ejercicios más convencionales. Otra población que podría verse beneficiada sería la tercera edad, aunque nos parezca que la mezcla puede ser difícil, acabaría por resultarles novedoso.

Y a quién no le gusta un poco de sana competitividad. 

Alberto Agra Rojas.

Las lesiones y el medio acuático

Me crié al lado del mar y desde que tengo uso de razón he visto al agua como algo especial. Recuerdo esperar ansioso que empezase el buen tiempo. Esperar la sensación de catarsis y tranquilidad que producía sumergirse en el agua fría. La levedad del cuerpo al flotar ligero, y pensar que así debían sentirse los pájaros al volar en el cielo, como si no pesasen, como si pudiesen moverse con total gracilidad y libertad.

No ha sido hasta años después, con algunos conocimientos más y unas cuantas fantasías menos, cuando he podido ver como mis recuerdos infantiles se materializaban en una terapia real.

Allá por diciembre, en una piscina en el centro de la península, tan alejado de mi mar, asistí a un curso sobre readaptación de las lesiones en el medio acuático. Con este artículo me gustaría acercar el que creo que es un medio poco conocido y poco explotado (por clara dificultad de acceso) dentro del mundo de la fisioterapia.

Como introducción me gustaría señalar que nuestro cuerpo está compuesto en un 75% de agua; necesitamos beber más o menos dos litros al día y sin ella no es posible el correcto funcionamiento del organismo. Creo que todos entendemos lo importante que es, y lo necesaria que es para la vida. Por lo que debemos imperar en no desperdiciarla, puesto que en un futuro la escasez de agua potable será uno de los principales problemas.

¿Pero por qué utilizar el medio acuático para recuperar una lesión?

Trabajar en el medio acuático nos permite disminuir el estrés al que se ven sometidos las articulaciones fuera del agua, permitiéndonos empezar el tratamiento mucho antes que fuera de ella. Esto es debido a que dentro del agua, dependiendo de cuanto nos sumerjamos, nuestro peso corporal variará. Así podemos decir que:

  • Si nos sumergimos hasta las rodillas el peso de cuerpo será un 10% menor.
  • Si nos metemos hasta el obligo nuestro cuerpo pesará la mitad.
  • En el caso de llegar al pecho, pesaremos un 66% menos.
  • Si el agua nos llega al cuello, habremos reducido nuestro peso en un 93%.

Así pues esto nos permitirá empezar a trabajar con los pacientes mucho antes, permitiéndoles cargas parciales, en las que hemos quitado mucho peso desde muy pronto en el tratamiento. Por ejemplo, en un paciente con operación de ligamento cruzado podremos empezar a apoyar desde la primera semana (sumergiéndolo hasta las axilas) y empezar a trotar suave desde la tercera. Otra de las posibilidades es ganar fuerza haciendo ejercicios en contra de la propia resistencia que ofrece el agua, pudiendo utilizarse esto incluso para deportistas.

Uno de los principales uso del entrenamiento en agua en el deporte es la poca probabilidad de lesión que hay al entrenar dentro de ella. Por lo que se puede prevenir muchas de las lesiones futuras del deportista. Además es un medio estupendo para entrenar la propiocepción y el control postural, ya que es un medio mucho más inestable, y de nuevo seguro. Sigue leyendo

Ese mundo maravilloso llamado: Escalas de fisioterapia

En los primeros años de carrera no tienes idea de para qué podrían servirte tantas escalas, ya que tú siempre has relacionado la fisioterapia con las manos, las lesiones del aparato locomotor y los “crujidos”. Pero te das cuenta cuando llegas a las prácticas en hospitales o residencias de ancianos que las escalas de fisioterapia son como para los cristianos el “Padre Nuestro”.

Es cierto que no es lo más agradable de estudiar porque te suelen contar todas las escalas posibles que se pueden pasar en una patología, y en el caso de geriatría o neurología, el número de escalas es muy grande y se te empiezan a juntar unas escalas con otras, unos ítems con otros y “el mundo escala” se empieza a desmoronar en tu cabeza.

Una vez que llevas varias semanas de prácticas en el hospital eres tú quien busca escalas posibles para pasar a un paciente que viene por primera vez, tenga la patología que tenga. Para los fisioterapeutas es una herramienta muy útil para poder comprobar la evolución de nuestro paciente repitiéndole la misma escala a lo largo del tratamiento.

Una escala es un instrumento de trabajo que contiene enunciados de una serie de características, cualidades, etc., acompañados de una escala graduada sobre lo que interesa medir. El grado de presencia de las características se expresa mediante categorías cuantitativas (mucho, bastante, poco, nada) o cualitativas (siempre, casi siempre, a veces, casi nunca, nunca).

Por ejemplo, en el caso de lesiones en el aparato locomotor para  la extremidad superior pasaríamos la escala DASH, en la extremidad inferior el WOMAC y en el raquis el índice de discapacidad de Oswestry. Después las escalas más específicas de las articulaciones como las escalas KOOS para la rodilla, el SPADI en el hombro o el PRWE para evaluar la mano. Sigue leyendo

¿Cómo se trata a los pacientes en fisioterapia?

Manejo de pacientes en fisioterapia.

Eva Pinto-Rocha y Cristina Polo-Vázquez

A lo largo de nuestra vida clínica, vamos a encontrarnos con una gran variedad de pacientes, tanto agradables y fáciles de tratar como complicados y poco colaboradores. Esta gran variedad de perfiles hace necesario que los profesionales sanitarios estén preparados en todo momento para lidiar con cualquier situación que pueda surgir en la práctica diaria. En nuestro caso, dentro de la Fisioterapia, vamos a encontrarnos muchos pacientes con patologías crónicas y dolores de larga duración que pueden dificultar la relación con el paciente y su actitud de cara al tratamiento y a nosotros mismos.

Con esta entrada pretendemos hacer una recopilación de los tipos más frecuentes de pacientes que podemos encontrarnos, y su posible abordaje.

El paciente con patología degenerativa:

Normalmente es un paciente consciente de que su estado no va a ir a mejor, sino que va a mantenerse o empeorar. Esto hace que la adherencia al tratamiento sea complicada y favorece los pensamientos negativos respecto al mismo.

Lo primero es explicar al paciente en qué consiste su patología y cómo funciona el dolor; asegurarse de que entienda que no se va a “curar”, es decir, que ese proceso degenerativo no se va a revertir y que tiene que aprender a convivir con él. Esto no quiere decir que vaya a estar siempre mal, sino que tiene que intentar cambiar la actitud y tomarse en serio las pautas y ejercicios recomendados por los fisioterapeutas para lograr la mejor calidad de vida posible.

Es recomendable comenzar el tratamiento de estos pacientes mediante una charla educativa, reuniendo a un grupo de personas que compartan patología (artrosis, artritis, fibromialgia,…), de modo que puedan ver que no están solos y que hay distintas formas de enfocar el problema.

Desde la Fisioterapia debemos mostrar empatía al paciente, que comprenda que somos conscientes de su dolor, pero que también entienda que debe mantener una actitud positiva y motivada para alcanzar el mejor estado de salud posible dentro de su patología. Tenemos que evitar que el paciente piense que los profesionales sanitarios creemos que se está “inventando” o exagerando su dolor, sobre todo en el caso de la fibromialgia, para lo cual son muy adecuados los grupos de dolor crónico.

http://sid.usal.es/idocs/F8/ART12918/intervencion_psicoeducativa.pdf

El paciente incapacitado para trabajar

Son muchos los pacientes que sufren de dolor crónico sin que se trate de artrosis u otras enfermedades comúnmente asociadas a la edad. En numerosas ocasiones nos encontramos con gente relativamente joven, que necesita trabajar, y que lleva varios meses de baja laboral obligada debido a un dolor crónico, a una patología incapacitante, o a un accidente.

Un estudio de la Revista de la Sociedad Española del Dolor de mayo de 2004 sostiene que el abordaje multidisciplinar del dolor crónico incapacitante puede reducir significativamente la sintomatología dolorosa, la depresión y la ansiedad, así como incrementar la capacidad funcional. Este artículo concluye que los programas de tratamiento multidisciplinar del dolor crónico no maligno incapacitante son eficaces en la mejoría del dolor y el sufrimiento en pacientes seleccionados en nuestro medio, logrando revertir un elevado porcentaje de la incapacidad laboral.

http://scielo.isciii.es/pdf/dolor/v11n4/notaclinica2.pdf

El paciente pluripatológico

Al revisar una historia clínica, cuando llega un paciente nuevo a la consulta, vemos con frecuencia pacientes con hipertensión, diabetes, dislipemias, afecciones digestivas, neuropatías periféricas, y una larga lista de patologías crónicas. Parece que la suma de varias de estas patologías favorece un estado de catastrofismo que dificulta y empeora el proceso fisioterápico; pero hay pacientes que, a pesar de sus complicaciones, saben afrontar su situación y abordan el tratamiento con motivación y la convicción de que pueden con ello.

Desgraciadamente, la mayoría no es así. Es fácil caer en un bucle de negatividad, pero salir no es tan sencillo.

 cuadro

Es importante tener en cuenta el tipo de patologías que tiene el paciente, su entorno, el apoyo social, sus recursos, que el paciente tenga intereses y hobbies y que no caiga en el aislamiento y la autocompasión.

Desde nuestro ámbito, debemos transmitirles positividad y motivarles todo lo que podamos, intentando que cada día se superen a sí mismos y aumenten su autoestima y funcionalidad. Es importante hacerles ver que el proceso dará resultados a largo plazo y que no deben desmoralizarse por un día malo, que se centren en las cosas positivas y busquen compañía y apoyo.

Es esencial que el entorno que les rodee sea adecuado y les haga sentir entendidos, apoyados y arropados. Podemos sugerirles que formen parte de alguna asociación en la que haya personas en su misma situación. En el caso de necesitar ayuda psicológica, debemos animarles a acudir a un especialista que pueda ofrecerles una respuesta y una ayuda real.

http://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=4063634

El paciente neurológico

Estas patologías suelen aparecer de improviso (como el ictus), por lo que el paciente necesita un apoyo psicológico importante para poder sobrellevar la situación. Es vital el apoyo de la familia, ya que en la primera fase de la rehabilitación son totalmente dependientes; lo que supone un inmenso cambio en su vida. Tienen que ser conscientes de que la recuperación conlleva un periodo largo de tiempo, por lo que desde la figura del fisioterapeuta debemos ser realistas respecto a la seriedad del asunto, sin caer en la desmotivación. Podemos encontrarnos con personas muy exigentes que, al ser conscientes de la lentitud del proceso, se desmoralicen y demanden una mayor atención por parte de los profesionales sanitarios, sin respetar los tiempos necesarios de descanso.

Es aconsejable ser constantes en el tratamiento, y hacer lo posible por mantener al paciente animado y activo dentro del tratamiento. También debemos tener cuidado con las posibles heminegligencias, para prevenirlas o revertirlas.

http://www.guiasalud.es/GPC/GPC_466_Ictus_AP_Lain_Entr_compl.pdf

Otros enlaces de interés:

Terapia Vojta

El descubrimiento del principio Vojta, surge entre los años 1950 y 1970, de manos de Václav Vojta, buscando un tratamiento a niños con parálisis cerebral infantil (PCI). Su observación hizo que descubriera que era posible desencadenar unas reacciones motoras repetidas (patrones de locomoción refleja) en el tronco y en las extremidades a partir de estímulos definidos y partiendo de unas posturas determinadas.

Las respuestas eran asombrosas ya que dichos niños con parálisis cerebral espástica lograban en un primer momento hablar con más claridad, mientras que en segundo lugar conseguían ponerse de pie o andar con más estabilidad. También disminuía la rigidez, se sentían más relajados, y mejoraban la motricidad fina.

Al poder provocar dichos patrones en recién nacidos sanos y luego en adultos, pensó que se trataba de patrones motores innatos.

A partir de ello Vojta desarrolló una sistemática para el diagnóstico precoz de las alteraciones motoras y posturales de los lactantes, y una forma de tratamiento global de esas alteraciones, tanto para lactantes, como niños y adultos.

La locomoción refleja, base de la terapia

Según Vojta todas las formas de locomoción humana no se entrenan ni se enseñan sino que surgen del deseo o necesidad de comunicarse con el entorno, siendo algo innato.

El principio de locomoción presenta:

  • Enderezamiento del cuerpo en contra de la gravedad
  • Control del equilibrio y la postura sobre los puntos de apoyo
  • Movimiento de paso de las extremidades libres

Las respuestas motoras definidas “automáticas” que se activan en la locomoción refleja son siempre iguales y están producidas por estímulos externos, aplicados terapéuticamente, sin la colaboración activa voluntaria de la persona.

El Prof. Vojta supuso, que la activación repetitiva de dichos movimientos “reflejos“ en el paciente conducía a la “liberación“ o “generación“ de circuitos nerviosos bloqueados funcionalmente entre el cerebro y la medula espinal.

Efectos de la locomoción refleja :

  • Modifica los reflejos primitivos hacia su normalización.
  • La actividad respiratoria es controlada, apareciendo un aumento de la capacidad vital pulmonar.
  • Se consigue la estereognosia.
  • Influye positivamente en el estrabismo convergente.
  • Se activan reacciones vegetativas durante la “activación” (sudoración y circulación).
  • Se activa la musculatura lisa gastrointestinal, sistema urinario y la piel (movimiento peristálticos, intestinales y vejiga).

De esta manera describe dos complejos de coordinación global: el volteo reflejo y la reptación refleja, con zonas de desencadenamiento específicas en cada una de ellas y estableciendo unas respuestas definidas, descritas más adelante.

La reptación refleja

La reptación refleja consiste en una actividad motora que incluye los tres componentes esenciales de la locomoción: el control postural, el enderezamiento del cuerpo en contra de la gravedad y los movimientos proactivos de los brazos y las piernas.

La llamada reptación refleja “original” se consigue mediante dos puntos: uno en el borde externo del talón y otro en el epicóndilo medial del codo. Ésta contiene los patrones básicos de la locomoción humana.

La postura de base es decúbito prono (boca abajo), estando la cabeza apoyada en el plano y girada hacia un lado, apoyando la prominencia frontal. El brazo hacia el que mira el paciente se encuentra en flexión mientras que el contrario reposa a lo largo del cuerpo del paciente, en extensión. Por último las piernas: aquella del mismo lado que del codo que está flexionado se encuentra con la rodilla en extensión mientras que la contraria tiene una flexión de unos 90 grados de rodilla.

Las reacciones más importantes son:

  • Cambio de la respiración a una más abdominal o diafragmática.
  • Enderezamiento de la columna.
  • Giro de la cabeza al lado contrario y extensión.
  • Avance del brazo nucal hacia delante
  • Flexión de las caderas , rodillas y pies
  • Oblicuidad pélvica

Deberemos de persistir en la presión de los puntos hasta que observemos que desencadenamos un movimiento de reptación.

Volteo reflejo

El volteo reflejo parte de decúbito dorsal (boca arriba), pasa por el lateral y termina en el gateo. En el lactante sano, parte de esta actividad motora aparece de forma espontánea hacia los 6 meses (volteo) y otra parte hacia los 8-9 meses (gateo). Con la terapia VOJTA todo esto se puede desencadenar ya en el periodo neonatal. En la terapia se utiliza el volteo reflejo en distintas fases en decúbito dorsal y lateral:

1ªFase
La primera fase empieza en decúbito dorsal (boca arriba), con los brazos y las piernas extendidas. Estimulando la zona pectoral, en el espacio intercostal de la 7ª-8ª costilla (en línea de la mamila), se produce un movimiento de giro del cuerpo hacia la posición lateral. Se debe frenar el giro de la cabeza para una mayor activación de la musculatura.

Las reacciones más importantes son:

  • Extensión de la columna vertebral.
  • Flexión de caderas, rodillas y tobillos.
  • Elevación mantenida de las piernas en contra de la gravedad.
  • Preparación de los brazos para su apoyo.
  • Movimientos laterales de los ojos.
  • Movimientos de deglución.
  • La respiración se hace más profunda.
  • Activación coordinada y diferenciada de la musculatura abdominal.

2ª Fase

Parte de la posición final de la 1ª fase. El cuerpo se apoya sobre el brazo y la pierna colocados abajo, y es impulsado hacia adelante y arriba en contra de la gravedad. En ese proceso, la activación muscular del brazo de abajo se traslada desde el hombro hacia el codo y finalmente hasta la mano, para el apoyo sobre ella. El movimiento termina en el gateo.

Las reacciones más importantes son:

  • Movimientos coordinados de brazos y piernas desplazando el peso del hombro hacia la pierna.
  • La extensión de la columna durante todo el proceso del volteo.
  • El enderezamiento de la cabeza en decúbito lateral, contra la gravedad.

En el siguiente video se muestra la aplicación de la terapia Vojta desde la posición de partida del volteo reflejo llegando a la bipedestación:

Evidencia científica

A continuación presentamos dos artículos relacionados con la terapia Vojta:

  • Artículo 1

En este artículo tratamos de ver las diferencias a nivel cerebral del Vojta con un grupo control.

23 sujetos sanos después de ser estimulados.

Un grupo A con 14: Estimulación en el talón.

Un grupo B con 9: Estimulación falsa en el tobillo.

Neuroimagen con Siemens Avanto.

Resultados

  • Activación del grupo A del giro superior y medio cerebral, corteza perisilviana derecha frontal y córtex insular, ganglios basales bilaterales, tálamo, cerebelo y tallo cerebral.
  • Activación del grupo B del giro bilateral y pre y poscentral, parte frontal izquierda del córtex, cortex occipital bilateral.

Conclusión: Evidencia que la locomoción refleja está asociada a cambios específicos en la corteza y subcortical cuando lo comparamos con un grupo control.

Hok P, Hluštík P, Kutín M, et al. 29. Changes in brain activation after therapeutic stimulation using Vojta therapy: Controlled study. Clinical Neurophysiology. 2014;125:e34

  • Artículo 2

Estudiar el Vojta si es efectivo en niños con diplejía espástica, 3 niños. 8 semanas de tratamiento 8 semanas de seguimiento.

2 de estos niños son tratados 5 días a la semana y el otro niño 2 días a la semana.

Resultados en la marcha

Los ángulos en plano sagital también mejoraron en cadera rodilla y pie notablemente.

Conclusión: El Vojta mejora los parámetros espaciotemporales de la marcha con espasticidad.

Lim H, Kim T. Effects of vojta therapy on gait of children with spastic diplegia. Journal of physical therapy science. 2013;25:1605-1608.

Conclusión:

La terapia Vojta parece que produce modificaciones en el cerebro y una activación muscular que se mantiene en el tiempo. Si se realiza varias veces al día, se podría conseguir una mejoría duradera de la movilidad, la postura y la percepción.

Autores:

Luna De Coimbra Lozano-Platas López

Laura López Sánchez

David Marcos Lorenzo

Laura Lozano Carbonell