Heminegligencia: El mundo reducido a la mitad

¿Qué harías si después de un accidente dejases de prestar atención a la mitad de tu campo visual, si te pidieran copiar unos dibujos y solo copiases la mitad de ellos?

dibujos a medias

Durante la carrera nos hablaron de esta patología pero de una forma muy superficial y me llamó poderosamente la atención. Ahora os muestro un poco más acerca de ella.

Se caracteriza por ser un trastorno cognitivo que hace que el paciente se comporte como si la parte contraria al hemicampo de su visión dejase de existir. Consiste en un fallo a la hora de responder, referirse u orientarse a los estímulos que se sitúan en el lado contralateral de su lesión cerebral, teniendo en cuenta que, aunque el paciente pueda percibirlos, no significa que sea consciente de ellos.

Hay casos donde la persona solo come la mitad del plato y hay que darle la vuelta para que lo vea o mujeres que solo se pintan la mitad del labio y, en los casos más graves, negar que la mitad de su cuerpo les pertenece.

Aunque puede ser causado por diversas patologías, se ha observado que aparece con mayor frecuencia después de un infarto cerebral o hemorragia, predominando claramente la heminegligencia izquierda por lesión cerebral derecha, región muy involucrada con las capacidades visoespaciales, la atención y el esquema corporal. Cuando la heminegligencia aparece en el lado derecho es menos severa, remite con más fácilmente.

Afecta a los dos tercios de los pacientes que sufren daño cerebral en el hemicampo derecho y en muchas ocasiones tiene un alto grado de reversibilidad.

Aunque existe controversia, se considera que las áreas más relacionadas con esta alteración son el parietal posterior, el giro angular, el surco intraparietal, la unión temporoparietal y el giro supramarginal.

áreas del cerebro

En función de cómo y dónde se haya producido la lesión, nos encontramos:

  • Heminegligencia atencional o sensorial: el paciente deja de atender al lado izquierdo, no respondiendo ni interactuando con estímulos que provengan de ese campo.
  • Heminegligencia representacional, menos frecuente. El paciente deja de atender la parte izquierda de las representaciones mentales de los objetos. Copian los dibujos con el modelo delante, pero son incapaces de copiar la parte izquierda cuando ese mismo dibujo lo tienen que realizar de memoria.
  • Heminegligencia espacial; va más allá de la inatención del hemicampo izquierdo. Aquí el paciente tiene dificultad para llevar a cabo actividades que involucren movimientos del hemicuerpo izquierdo, tales como bailar.
  • Heminegligencia afectiva: rechaza la parte del cuerpo contralateral a la lesión, no la considera propia y se tiende a maltratar.

Debido a su complejidad, este tipo de lesión produce incapacidad de los que lo sufren para desenvolverse en su día a día, como asearse, desplazarse en trasporte público, etc. Además, frecuentemente, el heminegligente no reconoce tener un problema lo que agrava su situación.

Es imprescindible, por tanto, un trabajo de toma de conciencia del paciente junto a la apoyo del neuropsicólogo para minimizar ese déficit atencional.

Es necesaria la colaboración de un equipo multidisciplinar y del entorno del paciente, como el de la familia y amigos, que deberán seguir las pautas del neuropsicólogo como dirigirse siempre al paciente por el lado que ignora para no fomentar su tendencia negligente.

Aquí os dejo los tratamientos que se realizan para la mejora de estos pacientes:

  • Adaptación al prisma (AP): los pacientes son entrenados en una tarea de señalización con el miembro superior sano mientras llevan gafas prismáticas que inducen una desviación generalmente de 10 grados.
  • Vibración muscular del cuello (VMC): los músculos del cuello son estimulados mediante un vibrador, evocando la sensación de que la cabeza mira directamente hacia el lado del estímulo. Se debe conseguir en todos los pacientes un cambio de percepción de la línea media del cuerpo con los ojos cerrados.
  • Estimulación optocinética (EOC): seguimiento de onda de movimiento lento de forma que provoca un seguimiento lento y activo, con movimientos oculares hacia la derecha, haciendo que el paciente amplíe su campo visual espacial hacia el lado afecto.
  • Imágenes mentales (IM): consiste en imaginar mediante imágenes mentales movimientos espaciales con el lado afecto tras realizarlo previamente con el hemicuerpo sano.
  • Hemivisión (H): se tapa mediante parche o gafas el ojo del lado de la lesión cerebral con el fin de estimular el cólico superior del mismo lado gracias a las aferencias visuales del ojo contralateral a la lesión cerebral.
  • Test de Albert

test de albert

  • Tareas de dibujo libre o copia.
  • Behavioral inattention test (BIT): evalua la heminegligencia visual.
  • Escala Catalina Bergego (CBS): evalua las limitaciones del heminegligente para la realización de las actividades de la vida diaria.

Los objetivos del tratamiento fisioterápico deben ir dirigidos a mejorar sus problemas motores, sensitivos, alteraciones de la percepción espacial y trastornos neuropsicológicos.

paciente realizando terapia.jpg

Conclusión: es preciso abrir nuevas vías de investigación que ayuden a comprender mejor la etiología de la heminegligencia y los mecanismos involucrados en su presencia.

Por otro lado es necesario elaborar y aplicar herramientas de evaluación que permitan detectar y diferenciar el tipo de heminegligencia que presenta el sujeto y sus déficits.

Una vez garantizada la fiabilidad de la evaluación del sujeto se podrá desarrollar el tratamiento que permita mejorar la heminegligencia.

Bibliografía

http://www.sld.cu/galerias/pdf/sitios/rehabilitacion-logo/10_heminegligencias.pdf

http://dspace.uah.ese/dspace/bitstream/handle/10017/19749/TFG_Serrano_Galiano_2013.pdf?sequence=1

http://apps.elsevier.es/watermark/ctl_servlet?_f=10&pident_articulo=12003295&pident_usuario=0&pcontactid=&pident_revista=146&ty=121&accion=L&origen=zonadelectura&web=www.elsevier.es&lan=es&fichero=146v23n01a12003295pdf001.pdf

http://www.ugr.es/~setchift/docs/tesina_elvirasalazar.pdf

http://fragmentos-coetaneos.com/category/cerebro/page/3/

María Medina Rico

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s