Un poco más sobre la tortícolis muscular congénita

Tortícolis Muscular Congénita

¿Qué es?

La tortícolis muscular congénita se caracteriza por un acortamiento y contractura del músculo esternocleidomastoideo que provoca que la cabeza del bebé se encuentre inclinada del lado del músculo acortado y rotada hacia el lado contrario. También presentan un engrosamiento en el vientre muscular que suele desaparecer entre los 3-6 meses. Es la tercera patología musculo-esquelética más frecuente en los recién nacidos y con una incidencia que varía entre 0,017% y 1,9%.

Dibujo

Un rápido diagnóstico y tratamiento son cruciales para evitar que se produzcan asimetrías facial y craneal, plagiocefalia y/o escoliosis, debido a la posición asimétrica de la región cervical.

¿Por qué ocurre?

Se produce como consecuencia de un proceso de fibrosis, sin que se conozca la etiología del mismo. Algunos autores justifican que se debe a un origen traumático por consecuencia de circunstancias perinatales (por ejemplo la presentación del bebé: de nalgas). No obstante, la tortícolis también aparece en aquellos que no han sufrido este tipo de eventos. También afirman que afecta en mayor parte a los varones y al lado derecho. Sin embargo, no existen datos concluyentes que lo confirmen.

¿Qué alternativas de tratamiento existen actualmente?

Existen dos tipos de tratamiento: el conservador y el quirúrgico. El tratamiento conservador es  el primero que se va a aplicar generalmente y en él, el fisioterapeuta tiene un papel fundamental. Estimulando al bebé con juguetes hacia el lado contrario al que presenta la disfunción, favoreceremos el estiramiento del músculo y, al sentirse atraído por los objetos que en ese lado colocamos, no sólo fijará la mirada hacia el lado del acortamiento, mejorando así  el rango de movilidad articular. También se realizarán movilizaciones de la cabeza, se puede aplicar masoterapia en el vientre muscular y,  para favorecer el enderezamiento y la extensión axial de la columna cervical, se recomienda que el paciente esté en decúbito prono durante periodos de tiempo prolongados. Por lo general, con este tipo de tratamiento se consiguen buenos resultados. Es importante que tengamos en cuenta la ontogénesis postural del recién nacido para que adecuemos el tratamiento al desarrollo cinesiológico del bebé. Los pacientes con mayor engrosamiento del músculo, aquellos que hayan nacido con bajo peso y, que en el parto se presentasen de nalgas, tienen más probabilidad de que el tratamiento de rehabilitación se prolongue.

Dibujo2Dibujo3

Sin embargo, en algunos casos se precisará una intervención quirúrgica, como ocurre en aquellos bebés que presentan un continuo déficit de movilidad, aquellos que no hayan obtenido un buen resultado con el tratamiento conservador, también en los pacientes que presenten el engrosamiento del vientre muscular tras un año después del nacimiento y en los que exista una asimetría maxilofacial progresiva.

Aquí os dejo unos enlaces interesantes para el abordamiento de esta patología:

https://www.youtube.com/watch?v=Qhkjg9UlZXY

https://www.youtube.com/watch?v=96F8Aldv1Ms

 

Bibliografía

http://www.abcfisioterapia.com/fisioterapia-torticolis-infantil.html

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4351490/

http://bvs.sld.cu/revistas/mfr/v5n2_13/mfr06213.htm

 Irene Martín Gutiérrez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s