Esas incómodas gotitas…

La incontinencia urinaria masculina es un problema más habitual de lo que parece, algunos estudios citan su incidencia hasta en un 87%, siendo en un gran número de casos como consecuencia de una prostatectomía radical realizada para el tratamiento del cáncer de próstata.  Normalmente, los pacientes suelen presentar incontinencia de esfuerzo debido a  la debilidad de la musculatura pélvica y a los daños producidos en sus inervaciones durante la operación. Uno de los tratamientos más eficaces para esta patología es la intervención fisioterápica precoz entre los 6 primeros meses tras la cirugía.

fisioterapia en incontinencia urinaria

¿Cómo debe ser nuestro tratamiento?

En diferentes estudios se ha observado la obtención de muy buenos resultados con tratamientos multidimensionales basados en la educación en salud, modificaciones de hábitos y estilos de vida, así como en la realización de ejercicios y terapia grupal como apoyo psicológico.

Ejercicios de Kegel, una buena opción preventiva que debe continuar durante el tratamiento.

Dentro del tratamiento fisioterápico, explicaríamos al paciente nociones anatómicas básicas de la musculatura pélvica, para que entienda cómo funciona y cómo vamos a trabajarla. Uno de los pilares en el tratamiento de este tipo de patologías, son los ejercicios de Kegel, tradicionalmente utilizados para la incontinencia femenina y hoy en día empleados también para pacientes con operaciones prostáticas e incontinencia fecal. Los buenos resultados de estos ejercicios radican en la realización regular de los mismos, y en el fortalecimiento de la musculatura pélvica que conllevan, para lo que debemos enseñar al paciente la correcta aplicación de la técnica, contrayendo los músculos correctos. Uno de los métodos que podemos emplear para que el paciente identifique la musculatura que queremos trabajar, es que trate de retener el flujo miccional sin contraer la musculatura glútea y abdominal cuando se encuentre orinando. Otro de ellos, es introducir el dedo en el recto y pedir al paciente que lo apriete como si estuviese reteniendo la orina, ayudando así a que identifique la musculatura adecuada.

A continuación os dejo un vídeo en el que explican cómo realizar los ejercicios de Kegel:

¿Cómo podemos valorar la mejoría de la incontinencia urinaria?

Otras herramientas muy útiles que nos sirven tanto en nuestro tratamiento  como en su seguimiento y evolución, son el autorregistro y las escalas de valoración. El primero de ellos consiste en un diario en el que el paciente apuntará el número de veces que orina de forma diurna y nocturna, así como los litros de agua  que toma, el número de pérdidas miccionales que tiene y las compresas o pañales de incontinencia que emplea a lo largo del día. En el segundo de los casos, utilizaremos diferentes escalas para su seguimiento, como pueden ser el “Test de Severidad de Sandvick”  para evaluar la gravedad de los síntomas, y los cuestionarios “ICIQ-SF” o “I-QOL” para ver el impacto de la incontinencia en su calidad de vida.

En estos enlaces os dejo los test nombrados anteriormente:

Estimulación eléctrica y biofeedback: ¿eficacia o utopía?

Una de las terapias que más eficacia ha demostrado en el tratamiento de esta patología es la electroestimulación y el biofeedback, aplicándolas bisemanalmente en un periodo de 10 semanas. El proceso consiste en aplicar una corriente eléctrica de bajo voltaje por medio de una sonda anal, para biofeedback suelo pélvico madridestimular el grupo correcto de músculos. Si queremos emplear el biofeedback como método de refuerzo objetivo y positivo, colocaríamos electrodos en la zona abdominal y sacra, junto con un sensor anal, monitoreando así la contracción de la musculatura pélvica. La principal ventaja de este método, es que el monitor permite tanto al terapeuta como al paciente observar qué musculatura se contrae y cuál está en reposo. Para facilitar y realizar bien el tratamiento, necesitaremos que el paciente esté relajado y se concentre en los músculos que queremos trabajar.

Artículos de interés

  1. García Kahihara C., Ferreira U., Nardi Pedro R., Eduardo Matheus W., Rodrigues Netto N. Intervención fisioterapéutica precoz versus tardía para tratamiento de la incontinencia urinaria masculina post-prostatectomía.
  2. Rodríguez Adams E.M., Martínez Torres J.C., Díaz Acosta D., Ros Montenegro A., Abreu Pérez Y. Impacto de la fisioterapia para la reeducación del suelo pélvico en la calidad de vida de pacientes con incontinencia urinaria.
  3. Maritza Busquets C., Ramón Serra T. Validación del cuestionarioInternational Consultation on Incontinence Questionnaire Short-Form (ICIQ-SF) en una población chilena usuaria del Fondo Nacional de Salud (FONASA).
  4. Geanini Yagüez A., Fernández Cuadros M.E., Nieto Blasco J., Ciprián Nieto D., Oliveros Escudero B., Lorenzo Gómez M.F. EMG-biofeedbacken el tratamiento de la incontinencia urinaria y calidad de vida.

Sergio Martín Martínez

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s