Esos maravillosos peques…

Si te quieres dedicar al campo de la fisioterapia infantil o neurológica hay una patología que debes conocer, la parálisis cerebral infantil (PCI).

La PCI  es una patología que debemos conocer ya que representa la primera causa de invalidez en la infancia. La incidencia de esta patología crece cada día por la mejora de los cuidados obstétricos y
neonatales que han producido una disminución de la mortalidad infantil; actualmente la incidencia es de 2-3 casos por cada 1000 nacidos vivos, siendo mayor en grupos con menor nivel socioeconómico.

Primera imagen

La PCI se define como un grupo de trastornos del desarrollo del movimiento y la postura, causantes de limitación de la actividad, que son atribuidos a una agresión no progresiva sobre un cerebro en desarrollo, en la época fetal o primeros años. Es un trastorno que aparece en las primeras etapas de la niñez y persiste a lo largo de toda la vida. Hay que tener en cuenta que la PCI es un trastorno no progresivo, es decir, la lesión que existe permanece igual, lo que se va modificando con el crecimiento es la disfunción motora, no la lesión. Hay una creencia bastante extendida de que los pacientes que sufren PCI suelen padecer trastornos cognitivos pero esto no es así, la mayoría de pacientes con PCI únicamente tienen trastornos motores.

La PCI se clasifica:

a) Según momento de aparición:

  • Prenatal: Si se da antes del nacimiento
  • Perinatal: Si se da en el momento del parto
  • Postnatal: Si se da después del nacimiento

Sin título

b) Según la topografía:

  • Unilateral:

-Hemiparesia: Afectación de un solo lado del cuerpo (hemicuerpo)

-Monoparesia: Se afecta un solo miembro (generalmente en brazo)

  • Bilateral:

-Diparesia: Afectación de las cuatro extremidades con predominio en las extremidades inferiores.

-Paraparesia: Afectación de las extremidades inferiores.

-Triparesia: Afectación de las extremidades inferiores y una superior.

-Tetraparesia: Afectación de los cuatro miembros.

Diagrama

 

c) Según trastorno motor predominante

  • Espástica: Se caracteriza por un aumento del tono muscular (hipertonía) y rigidez articular.
  • Hipotónica: Se caracteriza por una disminución del tono muscular y flacidez.
  • Distónica: Se caracteriza por alteración del tono fluctuante y aparición de movimientos involuntarios.
  • Atáxica: Se caracteriza por una disminución del tono muscular (hipotónica) y trastornos de la coordinación y el equilibrio.
  • Mixta

Es importante conocer las distintas patologías que existen para así realizar una correcta valoración y
ofrecer a nuestros pacientes un tratamiento adecuado.  En este caso espero haberos acercado un poco a la
PCI.FOTO ULTI

Os dejo dos enlace a guías sobre tratamiento y afrontamiento la PCI muy útiles:

http://www.teleton.org/assets/pdfs/Teleton%2006_paralisis%20cere.pdf

Esta entrada está inspirada en un paciente del hospital que padece esta patología. Me parecía necesario indagar y dar a conocer información sobre ella.

Bibliografía:

http://www.bupasalud.com/salud-bienestar/vida-bupa/par%C3%A1lisis-cerebral

http://apacetoledo.org/paralisis_etiologia.html

http://academico.upv.cl/doctos/ENFE-6018/%7BFD24000B-9024-4BBF-B5A5-232496CC89E5%7D/2012/S1/Seminarioi%20Par%C3%A1lisis%20Cerebral%202.pdf

 

Mónica Menéndez Lorenta

Anuncios

¿Somos conscientes realmente de la gravedad de la rotura del ligamento cruzado anterior (LCA)?

La práctica deportiva, correr para coger el autobús, salir del coche… actividades que hacemos todos los días y que parecen insignificantes pero pueden llegar a causar la rotura de esta estructura. Como si de una cuerda se tratase, el LCA va desde la tuberosidad tibial hasta la cara interna del cóndilo externo del fémur y permite controlar el desplazamiento anterior de la tibia proporcionando estabilidad en la rodilla.

Anatomia y rotura LCA deporte

Cuando se rompe aparece dolor, inflamación e inestabilidad y empezaremos una cadena interminable de visitas al médico, que por medio de pruebas como la prueba de Lachman (derecha) o la del cajón anterior (izquierda) nos advertirán de una posible rotura.

Test cajón anteriorLachman Test

 

 

 

 

Después, una resonancia nos confirmará lo que sucede en el interior de nuestra rodilla. ¿Y ahora qué? Pues la respuesta es sencilla, si queremos volver a hacer la misma vida que teníamos antes de la lesión lo primero será pasar por quirófano donde nos colocarán una plastia para cumplir con la función del anterior ligamento. Hay varias opciones: Sigue leyendo