¿Conoces la técnica de drenaje linfático manual, o todavía no la has estudiado?

El drenaje linfático manual es una técnica terapéutica de masaje suave e indoloro que tiene por objetivo el tratamiento de las alteraciones del sistema linfático.

El sistema linfático está considerado como parte del sistema circulatorio porque está formado por conductos parecidos a los vasos capilares, que transportan un líquido llamado linfa que proviene de la sangre y regresa a ella.

¿QUÉ ES LA LINFA? La linfa es el líquido que se forma por drenaje del exceso de líquido que sale de los vasos sanguíneos al espacio intersticial e intercelular. Su composición es similar al plasma sanguíneo. La linfa, junto a los vasos y ganglios linfáticos, forma parte del sistema linfático, una parte muy importante del sistema inmune.Diapositiva1

En la circulación linfática no hay un órgano impulsor (como el corazón en la circulación sanguínea), por lo que es relativamente fácil que se acumule.

El objetivo final de esta técnica, es activar la circulación de la linfa, para que ésta no se estanque ni se sature de sustancias de desecho o gérmenes nocivos. Las manipulaciones específicas del DLM van dirigidas a favorecer el paso de la linfa hacia los ganglios linfáticos regionales superficiales.

EFECTOS:

  • Estimula la circulación linfática
  • Aumenta la producción de linfocitos en los ganglios
  • Favorece la regeneración de los tejidos
  • Actúa sobre el sistema nervioso (relajante)
  • Desintoxica
  • Acelera la cicatrización y recuperación
  • Ayuda a absorber edemas

 INDICACIONES: Sigue leyendo

Anuncios

Esguince de tobillo en fase aguda: ¿cuándo y cómo movilizar pasivamente?

Este artículo va dirigido a una de las lesiones musculoesqueléticas más comunes y por lo tanto relevantes para nosotros, los fisioterapeutas. La epidemiología nos muestra que los esguinces de tobillo representan de un 7 a un 15% de las consultas en salas de guardias. El factor más importante para tener un esguince es haber tenido una lesión previa en el tobillo.

Entonces, ¿cuándo empezar a tratarlo?

Si hablamos de un esguince en fase aguda, casi todos conocemos el protocolo: reposo, hielo, compresión y elevación. Pero, ¿hablamos de un reposo absoluto? En gran parte de los esguinces la respuesta es NO, pero hay que tener muy en cuenta si es de grado I, II o III para responder a esa pregunta. Aquí tenemos un cuadrito para mostrar las diferencias entre los tres tipos de esguince.

Diapositiva1

Si nos encontramos ante un grado I es posible que pasadas 24/48 horas podamos empezar nuestro tratamiento; pero si es II o III debemos esperar hasta la cicatrización.

Si tenemos alguna duda de que pueda ser algo más grave, gracias a las Reglas de Ottawa podemos saber si conviene que se haga una radiografía para descartar una posible fractura.

Y , ¿cómo realizar las movilizaciones pasivas?

El mecanismo lesional habitual es flexión plantar e inversión con el pie en carga, y el ligamento comúnmente más afectado es el ligamento peroneoastragalino anterior.

Pero para hablar de movilizaciones tenemos que tener en cuenta qué le puede pasar a nuestros huesos.

  1. Compresión articulación tibioperoneaastragalina. Es la lesión principal. Cuando se produce la lesión nuestro pie está en FP (la mortaja se estrecha para alojar la zona estrecha del astrágalo y en la corrección (FD) se debería ensanchar para alojar la zona ancha del astrágalo, pero, al no darle tiempo, el astrágalo se queda encajado. Movilización: decoaptación de la articulación.
  2. Deslizamiento anterior de la tibia en relación al astrágalo. Movilización: posteriorización de la tibia.
  3. Deslizamiento anterior del astrágalo respecto al calcáneo. Movilización: posteriorización del astrágalo.
  4. Valgo de calcáneo. En la lesión el calcáneo está en varo, al corregirse se queda bloqueado en valgo. Movilizar el calcáneo hacia varo.
  5.  Pareja escafoides-cuboides. Al descender el arco del pie, el escafoides se coloca en rotación interna y el cuboides en externa. Movilización: llevar el escafoides a rotación externa y al cuboides a interna.
  6. Subluxación anterior de la extremidad inferior del peroné. El peroné queda adelantado. Movilización: posteriorizarlo.

Diapositiva1

Espero que esta entrada os sea de utilidad para el tratamiento de los esguinces. Muchas gracias.

Las imágenes han sido seleccionadas de apuntes dados en la carrera, al igual que el contenido de este artículo esta basado en ellos y en las siguientes páginas web:

Clínicadeldeporte.com

http://academica-e.unavarra.es/bitstream/handle/2454/11988/TFGYagoUcedaElias.pdf?sequence=1&isAllowed=y

http://www.efisioterapia.net/articulos/tratamiento-esguince-tobillo

Rocío Hidalgo

 

 

 

Yocum, Jobe, Hawkins… ¿de qué me suenan?

Exploración del hombro doloroso

Para empezar, el DOLOR DE HOMBRO tiene una gran PREVALENCIA y seguro que nos vamos a encontrar muchos a lo largo del desarrollo de nuestra profesión.

No sé si os pasará lo mismo que a mí, pero me resulta muy difícil hacer una EXPLORACIÓN SISTEMÁTICA del complejo articular del hombro. Es una estructura complicada, por eso precisamente “se merece” un abordaje ordenado, para no dejarnos nada en el tintero.

Yo me he basado en ésta presentación, que desglosa muy bien la exploración, pero creo que las pruebas se ven mejor en vídeo, y eso es lo que hemos hecho, grabaros las pruebas (muy amateur, no esperéis una realización maravillosa). Para repasar la anatomía del hombro, tenemos este vídeo), realizado por “La Fisioterapia a tu alcance”.

Dentro de las posibles patologías del hombro, podemos distinguir el patrón articular propiamente dicho (capsulitis retráctil, artritis/artrosis glenohumeral, artrosis acromioclavicular…) y el patrón periarticular (patología tendinosa –normalmente del manguito rotador-, tendinitis calcificante, tendinitis del tendón largo del bíceps y patologías de la bursa subacromial).

Bien, pues para poder orientar tanto nuestro diagnóstico fisioterápico como nuestro tratamiento, hay que DISCRIMINAR y ver DÓNDE ESTÁ LA LIMITACIÓN. También tenemos que tener en cuenta que no siempre el dolor va asociado a lesión y que muchas lesiones permanecen asintomáticas (si no os lo creéis, leed esto).

Empecemos con la EXPLORACIÓN:

ANAMNESIS: todos sabemos qué preguntar. Lo más importante, características del dolor y desencadenantes.

EXPLORACIÓN FÍSICA:

-INSPECCIÓN VISUAL: sentado y de pie, y con el hombro descubierto. Buscad asimetrías, deformidades, cambios en el aspecto o la coloración…

-ANTERIOR

-LATERAL

*Rotura del tendón largo del bíceps

rotura-tendon-bicepsrotura bíceps 2 Sigue leyendo

Hidroterapia: Efectos beneficiosos y precauciones de la inmersión

Dado que la fisioterapia tiene un campo de actuación muy amplio, debemos conocer todos los recursos disponibles. Uno de ellos es el agua, muy empleada para patología neurológica y deportiva debido a sus características de viscosidad e ingravidez. Quizás menos valorada para otras patologías para las cuales también podría ser un recurso muy rico.

Imagen1

Derivados de sus características (densidad, flotabilidad, viscosidad, presión hidrostática, etc.), el agua tiene efectos sistémicos que debemos conocer, sea para buscarlos o para evitarlos. Éstos involucran a varios sistemas: cardiovascular, pulmonar, renal, musculoesquelético y nervioso: Sigue leyendo

“Gancheando”

El pasado fin de semana asistí a un curso en mi universidad: “Terapia fascial instrumentada en ganchos”. En él aprendimos lo que se conoce como  teno-fibrolisis diacutánea mioaponeurótica, un método de tratamiento para las algias del aparato locomotor. Fue desarrollado por un fisioterapeuta sueco llamado Kurt Ekman en los años 70, con la idea de conseguir llegar a localizaciones anatómicas finas, precisas y profundas a las cuales es complicado acceder con los dedos. Estos ganchos han ido evolucionando hasta llegar a los que tenemos actualmente: los soft hooks.

Ganchos 1

En esta entrada no pretendo explicar cómo se realiza la terapia con ganchos, pues lo ideal es recibir un curso práctico por parte de un profesional. Mi intención es dar a conocer otra forma más de tratamiento que, en mi opinión, es de gran utilidad y puede ayudarnos en muchas ocasiones a la hora de tratar de manera global a nuestros pacientes.

La técnica se basa en la observación clínica de que el dolor de tipo inflamatorio está ligado a la presencia de corpúsculos irritativos y fibrosos (adherencias palpables), así como a una pérdida de movilidad provocada por micro-adherencias consecutivas a micro-traumatismos en los tejidos.

Lo que más llamó mi atención fue que el tratamiento con ganchos debe ser completamente indoloro. La clave está en no tratar el lugar del síntoma directamente, sino aproximarnos a él de manera centrípeta. Se trata de liberar los planos de deslizamiento inter-tisulares, sus adherencias y sus corpúsculos irritativos por medio de movilizaciones tisulares analíticas y específicas. Para ello, se requiere un gran conocimiento de la anatomía y la biomecánica miofascial. Es importante entender que el gancho no reemplaza a la mano terapéutica, pero si será un complemento interesante a la hora de palpar, explorar y tratar los tejidos blandos.

Ganchos 2

Las maniobras básicas que se pueden realizar son: Sigue leyendo